Vitrocerámica vs Inducción: pros y contras

Cuando tenemos que renovar la cocina, la elección de la placa entre vitrocerámica o de inducción se convierte en todo un dilema. Por eso, en esta entrada, te contamos las ventajas y desventajas de cada una.

Vera Reyes
Vera Reyes | Marketing
06/05/2021 | Actualizado: 06/05/2021 06/05/2021
34
Vitrocerámica vs Inducción: pros y contras
Compartir:
Es muy común que al renovar la cocina, se renueven también la mayoría de los muebles y electrodomésticos antiguos. El problema no suele estar para elegir el frigorífico, el horno o el lavavajillas sino con la placa. Esto se debe a que es una de las partes de la cocina que más utilizamos y por supuesto la que hace que nuestras comidas sean deliciosas.

Supone un gran dilema el elegir el sistema de cocción que vamos a utilizar, el problema es que no hay un sistema mejor que otro sino que cada uno tiene sus pros y sus contras por lo que debes elegir el que más te guste o se adapte a ti. Por ello vamos a analizar los dos sistemas eléctricos que más se utilizan hoy en día: la placa vitrocerámica y la placa de inducción.

Cada vez es más frecuente encontrarnos con placas de inducción en casas o pisos nuevos, la razón es porque son más seguras y rápidas que las vitrocerámicas. En cambio, se siguen comprando muchas placas vitrocerámicas, incluso cuando la renuevan, ya que aunque las dos hacen exactamente lo mismo, el precio de las vitros suele ser más económico.


Placa Vitrocerámica

Este sistema de cocción se basa en la generación de calor por medio de unas resistencias eléctricas situadas bajo el cristal vitrocerámico. Estas resistencias calientan el cristal y este transmite su calor al recipiente que colocamos encima.
La diferencia que se puede encontrar respecto a la placa de inducción es que en esta el calor no sólo afecta al recipiente sino a todo que haya encima del cristal, por eso nos podemos quemar hasta un rato después de que la Vitrocerámica se haya apagado. Además, si se derrama cualquier comida líquida se puede freír con el calor por lo que su limpieza también es más difícil que la de la placa de inducción. Aún así, también tiene una serie de ventajas muy útiles:


⚫ Compatibles con todo tipo de recipientes (materiales)
 
⚫ Tienen calentamiento progresivo
 
⚫ Su superficie es fácil de limpiar (si no se derrama nada)
 
⚫ La eficacia del aparato no se ve afectada por las impurezas de la superficie

 
Las desventajas que podemos encontrar en las placas vitrocerámicas son:
 
⚫ Es más lenta a la hora de calentar la comida (la ebullición del agua)
 
⚫ Su consumo eléctrico es elevado
 
⚫ Se raya con facilidad
 
⚫ Es peligrosa en presencia de niños
 
Placa de Inducción

Este sistema de cocción funciona con un potente imán que se estimula a través de la electricidad, generando un campo magnético que crea calor en la superficie de metal que se encuentra directamente encima de él. El calor que produce no es residual, es decir, lo que calienta es el recipiente, por eso si ponemos la mano encima de una placa de inducción no nos quemamos. Por otro lado, un aspecto que es igual al de las placas vitrocerámicas es que ambas utilizan una superficie de cristal cerámico liso y pueden regular el calor. Las ventajas que poseen las placas de inducción son las siguientes:

⚫ Permiten ahorrar energía y dinero por lo que son más eficientes

⚫ Son más seguras que las vitros

⚫ Cuentan con programas extras


Los inconvenientes que podemos encontrar en las placas de inducción son:

⚫ Es la opción más cara económicamente

⚫ Sólo se pueden usar con unos determinados recipientes

⚫ Si te gustan los guisos tradicionales, no es la mejor opción

 
Si hemos aclarado tus dudas, en Verareyes disponemos de los dos modelos de placas, tanto de inducción como vitrocerámicas e incluso el modelo tradicional de gas.